viernes, 1 de junio de 2012

Encerrados en el portal del Norte

Sucedió el pasado jueves 31 de mayo, como todos los días madrugamos desde el vecino municipio de Chía, pero cuando creíamos que habíamos llegado, ¡zas! las puertas cerradas y el sistema de buses rojos paralizado por una protesta de bicitaxistas en la estación toberín. Claro por la cercanía con el portal su obstrucción impactó inmediatamente en el despacho de articulados, y peor se frenó el ingreso de buses intermunicipales lo que ocasionó un tremendo trancón en cuestión de segundos. Nos quedamos encerrados e hicimos parte de la impotencia de un sistema de transporte que no cuenta, ahí se vio, con planes de acción para atenuar y calmar a la gente, los pasajeros ante una situción como esta.

Los pasajeros se bajaron, atravesaron vías, aumentaron la tensión y el rumor se extendió. Es pertinente que de una vez por todas que los radios ubicados en los buses sean utilizados de mejor manera por los conductores porque dejan al oido de todos lo que se anuncia y entonces se genera mucha preocupación entre los pasajeros, es un tema de evitar pánico.

Ahora, tanto que se habla de planes de contensión y la verdad es que no se ven por ningún lado. Ante un bloqueo en esta ciudad lo mejor es quedarse quieto, y resulta hasta conveniente. Pero lo que observamos esta semana en el norte de la ciudad fue una impresionante improvización de los operadores, conductores y personal administrativo de Transmilenio que no "conducía"  a nada. Señores, sabemos y vemos el problema de transporte que tenemos, pero ello no significa que es mejor no tener planes de contensión o de emergencia para enfrentar lo que está pasando con los bloqueos en la ciudad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada